La instalación de este modelo consiste en unos tacos fijados al suelo.

Se trata de un dispositivo recargable, que funciona con batería de 24 v. Incluye dos baterías, con autonomía de unas 30 elevaciones.

El usuario podrá usar el mando tanto desde fuera como desde dentro de la piscina.

Opcionalmente se puede adquirir con los siguientes complementos: reposacabezas, cinturón de seguridad y brazo izquierdo abatible. 

Ficha técnica